Polvo, el enemigo silencioso al que se enfrentan tus equipos

by Pablo González
5 minutos
Polvo, el enemigo silencioso al que se enfrentan tus equipos

¿Puede el polvo realmente dañar mi computadora?

Miles de horas al año de movimiento de aire impulsado por ventiladores combinado con cargas electrostáticas hacen que las computadoras sean verdaderos imanes de polvo.

¿Todo ese polvo es simplemente molestia o es realmente dañino?

La acumulación de polvo puede (y lo hace seguramente) afectar el rendimiento de su computadora por dos razones principales:

  1. Hace que los componentes de tu computadora retengan el calor.

  2. Hace que sea más difícil para los ventiladores internos disipar el calor del sistema, disminuyendo así la eficiencia de todo el sistema.

Las computadoras generan calor mientras trabajan. Incluso si no eres del tipo de persona que sabe mucho de computadoras y no entiendes como funcionan sus sistemas internos, es importante saber que computadoras, como con cualquier maquina que consiste en circuitos eléctricos, constantemente producen calor. Ahora, no existe ningún problema si tu computadora la sientes un poco caliente, pero surgen problemas cuando la computadora produce mas calor del que puede disipar.

La acumulación de polvo obstaculiza el flujo de aire dentro del gabinete de la computadora. Entonces como mencioné antes, cuanto más funciona una computadora, más caliente se pone. De modo que cuando se acumula polvo excesivo, los conductos de ventilación se obstruyen y, en consecuencia, los ventiladores de refrigeración tienen que trabajar más duro para mantener una temperatura segura dentro del equipo.

 El polvo no solo restringe el flujo de aire dentro del gabinete, sino que también aísla directamente las superficies de refrigeración, lo que empeora el problema de la calefacción dentro del equipo. La limpieza frecuente ayuda a solucionar el problema. Con el fin de asegurarse de que todos los sistemas del equipo funcionen de manera eficiente, se recomienda abrir el gabinete de su computadora (puede contactar a un profesional para hacerlo) al menos una vez cada 2 meses y limpiar sus componentes internos, especialmente las partes de ventilación.

Esto no solo se encargará del “mi computadora se ha vuelto sospechosamente lenta” si no que su funcionamiento se optimizara. Es importante realizar esta limpieza con herramientas especializadas como un removedor de polvo, ya que al utilizar compresores o soplar con nuestra boca, lo único que ocasionamos es que los dispositivos electrónicos se carguen de agua por la humedad descontrolada, y provocando con el tiempo, la oxidación, la cual empieza a corroer los elementos metálicos, produciendo fallas y menor rendimiento.

https://es.wikipedia.org/wiki/Polvo

https://www.bbc.com/mundo/noticias-49083856

https://hoffman-latam.com/blog/como-afecta-el-polvo-a-tus-equipos-electricos/

https://www.scienceabc.com/innovation/how-does-dust-affect-slow-computers-performance.html